Qué es un mapa conceptual?

Publicidad

Un mapa conceptual es un concepto un tanto complejo a la primera. Apuesto a que no tienes idea o es posible que si la tengas pero en una forma minúscula. El mapa conceptual es una herramienta que nos permite un mejor aprendizaje y su base radica en representar o plasmar mediante un gráfico un tema específico, delimitando y permitiendo armar un esquema de los conceptos que lo componen.

Ahora bien, estos conceptos están escritos de forma jerárquica dentro de figuras geométricas, como por ejemplo óvalos o recuadros, los cuales se interconectan entre sí a través de líneas y palabras de enlace.

Si bien es cierto que es una herramienta de aprendizaje, el uso de estos mapas permite organizar y comprender las ideas de una forma mucho más significativa.

Con un poco de historia, miremos el origen de esta herramienta. Se dice que radica aproximadamente en la década de 1960 con las teorías sobre psicología del aprendizaje significativo, desarrolladas por el psicólogo y pedadogo estadounidense David Ausubel, siendo puesto en práctica cerca de 1970 por el educador Joseph Novak de origen estadounidense también.

Las características del mapa conceptual

Jerarquización: Los conceptos se encuentran ordenados en forma jerárquica. De esta forma, la idea general se ubica en la parte superior del esquema y a partir de ella se desarrollen los demás conceptos.

Responden una pregunta de enfoque: aunque los mapas conceptuales involucren contenidos generales y específicos, su elaboración y estudio debe permitir al individuo resolver una pregunta de enfoque a través de la cual se desarrollará el contenido del gráfico.

Simplicidad: reflejan la información más importante de forma breve y concisa.

Uso de proposiciones: se forman a partir de la unión varios conceptos mediante palabras de enlace y líneas conectoras.

Uso de enlaces cruzados: se emplean para relacionar conceptos de diferentes partes del mapa conceptual y dar lugar a una nueva idea o conclusión.

Agradable a la vista: cuando se elabora de forma armoniosa crea un impacto visual que facilita la comprensión del contenido planteado.

Los elementos del mapa conceptual

Según Novak un mapa conceptual debe estar conformado por:

1. Los conceptos: estos se refieren a eventos, objetos, situaciones o hechos y se suelen representarse dentro de círculos o figuras geométricas que reciben el nombre de nodos.

Cada concepto representado en el mapa conceptual es relevante para el significado del concepto de mayor jerarquía, que en ocasiones puede ser el título o tema central.

Deben ser presentados de forma organizada, de forma que existan relaciones solo entre los más significativos, puesto que si relacionan todos ellos entre sí, resultaría en una red de conexiones incomprensible. Además, los conceptos no deben tener verbos ni deben formar oraciones completas, ni tampoco repetirse dentro del mapa.

2. Las palabras de enlace: normalmente están conformadas por verbos y expresan la relación que existe entre dos o varios conceptos para que sean los más explícito posibles, estos se representan mediante líneas conectoras.

En un mapa conceptual, las líneas conectoras no son suficientes para determinar la relación existente entre los conceptos, por esto suelen acompañarse de palabras de enlace que determinan la jerarquía conceptual y especifican la relación entre los conceptos.

Algunas palabras de enlace pueden ser: “Es parte de”, “se clasifican en”, “es”, “depende de”, “para”, “contribuyen a”, “son”, entre otras.

3. Las proposiciones: están compuestas por la unión de uno o varios conceptos o términos que se relacionan entre sí, a través de una palabra de enlace. Estas deben formar oraciones con sentido propio y no deben necesitar de otras proposiciones para tener coherencia.

4. Líneas conectoras o de unión: se utilizan para unir los conceptos y para acompañar las palabras de enlace. Las líneas conectoras ayudan a dar mejor significado a los conceptos uniéndolos entre sí.

En este mapa conceptual se señalan en negrita los elementos mencionados anteriormente:

[imagen]

Sabes cómo elaborar un mapa conceptual?

Primero procede identificando el tema y la pregunta que englobe o encierre aquella idea que quieres desarrollar. Por ejemplo, si deseas hablar sobre algún tema que trata sobre “Los alimentos”, quizás la pregunta que engloba el tema y con la que iniciarías sería: ¿qué tipos de alimentos causan mayor daño a la salud? De esta forma, el mapa conceptual estaría enfocado en detallar los tipos de alimentos y las principales razones que podrían afectar el bienestar.

Luego continúa en la búsqueda de suficientes datos que en su conjunto armen la información sobre la temática o tópico y destaca las ideas principales.

Ahora sigue con la identificación de varios conceptos respectivos que consideres lo suficientemente relevantes e importantes y que se consideren necesarios para explicar la idea, resumiéndolos en su idea principal o palabras claves.

Comienza encerrando el título en un recuadro en la parte superior de la hoja.

Conecta el título del mapa conceptual con el concepto principal a través de una línea recta y una palabra de enlace que permita explicar de qué forma se relacionan, creando así una proposición. Estas palabras generalmente son verbos y deben ser muy específicas para entender claramente la correspondencia.

Comienza a plantear los conceptos más importantes en la parte superior de la hoja hasta reflejar los conceptos menos importantes en la parte inferior.

Puedes relacionar conceptos de distintos segmentos del mapa a través de enlaces cruzados y su respectiva palabra de enlace.

Cuando finalices, lee de principio a fin tu trabajo para que te asegures que todas las relaciones son correctas y que la pregunta de enfoque fue respondida. Con ello podrás realizar las correcciones que convengan.

Ejemplos de mapas conceptuales

Nuestro equipo está trabajando en el desarrollo de algunos ejemplos de mapas conceptuales de los que estamos seguros que te serían de gran ayuda para afianzar aún más el concepto y sobre cómo quedaría finalmente cada uno.

Páginas Web y Programas para crear un mapa conceptual

También puedes utilizar un programa o sitio web para realizar un mapa conceptual de forma más rápida y sencilla ya que:

  • Ofrecen plantillas y formas predeterminadas que ahorran mucho trabajo y tiempo
  • Si debes realizar un trabajo en equipo con otros compañeros, puedes realizar el mapa conceptual en equipo y en tiempo real utilizando un chat integrado.
  • Te permiten exportar tu mapa como una imagen, en formato PDF, Power Point, o compartirlo en la red.

 

Utilidad y beneficios de los mapas conceptuales

Los mapas conceptuales representan un instrumento de asociación, integración y visualización muy valioso para el aprendizaje significativo, es por ello que cualquier individuo que los utilice resulta beneficiado a través de su elaboración o su estudio.

A continuación enumeramos algunas de sus ventajas más importantes:

Su utilidad radica en su versatilidad y sencillez, ya que puede representar cualquier tipo de contenido desde información académica hasta hechos, procesos, tu rutina diaria, entre otros.

Ayuda al individuo a aprender de manera organizada, y jerarquizada cualquier contenido, desarrollando su capacidad de síntesis al simplificar aquellos conceptos más relevantes en su idea principal.

Promueven la investigación en el individuo, quien debe recurrir a varias fuentes para relacionar conceptos y consolidar un contenido que le resulte comprensible a fin de representarlo gráficamente.

Contribuye a la resolución de problemas personales o laborales, ya que permite identificar de manera más clara y organizada sus causas, relacionarlas y diseñar posibles soluciones.

Es un aliado para la planificación de actividades, permitiendo al individuo enumerar todas las necesidades y aspectos que se deben abarcar, así como los recursos con los cuales dispone, evitando que se pase por alto algún detalle importante. Para este tipo de planificación, recomendamos también el uso de una gráfica de Gantt.

Elaborar un mapa conceptual mejora la capacidad de análisis y reflexión debido al desafío que representa entender y plasmar las relaciones entre los conceptos.

Aumenta la creatividad, ya que su estructura permite que las ideas fluyan y se conecten de manera más libre que a través de la escritura lineal.

Diferencias entre un mapa conceptual y un mapa mental

Pese a que ambos funcionan como herramientas o elementos de apoyo visuales para el aprendizaje, la clasificación y organización de ideas, éstos poseen diferencias claves que te ayudarán a hacer un uso correcto de los mismos, entre ellas tenemos:

Lo que sobresale de los Mapas Conceptuales

  1. Su estructura y elaboración es más rígida y sobria.
  2. El uso de imágenes o símbolos es casi nulo e innecesario.
  3. Dentro de las figuras pueden plantearse ideas cortas.
  4. Pueden desarrollarse siguiendo una estructura cíclica.
  5. La idea general del mapa conceptual se ubica en la parte superior.
  6. Su contenido responde a una pregunta de enfoque sobre un determinado tema, por lo cual engloba varios conceptos.
  7. Incluye enlaces cruzados.
  8. Los elementos están dispuestos en forma lineal.
  9. Un mapa conceptual es más efectivo para estimular la comprensión y reflexión.
  10. Las relaciones entre los elementos se llevan a cabo a través de proposiciones.
  11. Emplea líneas rectas para enlazar ideas, percibiéndose como una red de conexiones.
  12. Como instrumento educativo, está sustentado en la teoría del aprendizaje significativo.

Lo que sobresale de los Mapas Mentales

  1. Se emplea gran contenido visual como dibujos y colores vivos para retener la información en el hemisferio derecho del cerebro.
  2. Debe minimizarse en lo posible el uso de frases, por lo cual se emplean únicamente palabras claves a fin de que la información llegue más rápido al cerebro.
  3. No deben estructurarse en forma cíclica.
  4. La idea o contenido central del mapa mental se ubica en el centro del gráfico.
  5. Su contenido describe, desarrolla o especifica una idea central por lo cual abarca un solo concepto principal.
  6. No admite el uso de enlaces cruzados.
  7. Los elementos están dispuestos en forma radial.
  8. Un mapa mental es más efectivo para estimular la memorización.
  9. No se utilizan proposiciones, ya que la relación ente los elementos se identifica de manera intuitiva en muchos casos.
  10. Emplea ramificaciones para conectar palabras claves.
  11. Como método de aprendizaje, la información es asimilada por el cerebro a través de la neurociencia.
Publicidad